Archivo de la etiqueta: derecha

La derecha, la Soberbia

Dice mi padre que mi abuelo siempre decía que lo peor de la derecha no era otra cosa que la soberbia que les caracteriza y creo que, por muchos años que hayan pasado y que aunque esa frase proviene en origen de tiempos de Guerra Civil y posterior dictadura, en nuestros días permanece aún vigente.

Según el diccionario de la RAE, soberbia tiene estas acepciones:

1. f. Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros.

2. f. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.

3. f. Especialmente hablando de los edificios, exceso en la magnificencia, suntuosidad o pompa.

4. f. Cólera e ira expresadas con acciones descompuestas o palabras altivas e injuriosas.

Según los acontecimientos políticos de las últimas semanas, meses o años, la derecha ha hecho gala de esta pecaminosa virtud en diversas ocasiones. Veamos:

1. f. Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros.
Véase el reciente caso de las elecciones europeas.
El Partido Popular gana estas elecciones en España y en Europa. En España la ventaja con respecto a la segunda fuerza, el PSOE, es de tan solo dos escaños y, sin embargo, esto les da pie para andar pidiendo elecciones anticipadas o moción de censura al Presidente del Gobierno. ¿No es esto acaso altivez o muestra de un apetito desordenado de ser preferido a otros?

2. f. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.
En este caso estoy un poco confusa porque no sé si la situación se corresponde fielmente con la definición. Sin embargo, voy a arriesgarme a hacer una valoración que excede los límites de mi conocimiento y espero no confundirme en los conceptos. ¿No es cierto que la actual crisis global es consecuencia directa de políticas capitalistas (también conocidas como liberalismo económico que defienden los partidos conservadores de centro-derecha)? ¿No es verdad que dicha crisis es fruto de la especulación inmobiliaria y de una gestión bancaria que nada tenía que ver con el intervencionismo socialista? Yo no sé mucho de esto, pero me suena a que lo que yo hago no está mal nunca, lo que hacen los otros, aunque sea igual de chungo que lo mío, aunque se corresponda con el tipo de política que defiende mi ideología y aunque yo mismo lo iniciara permitiendo que los especuladores se enriquecieran durante mi mandato, es un desastre que nos sume en este profundo abismo.

Pero bueno, que si esto no se corresponde directamente con la acepción en cuestión, nos basta con recordar al erudito Aznar cuando dijo aquello de ¿Y a ti quién te ha dicho que quiero que conduzcas por mí?. Eso es un menosprecio cuyo origen sólo puede encontrarse en una soberbia como la que caracteriza al expresidente.

Para acabar de leerlo lo tendrás que hacer en el post de Laura en el blog de La Chica de la Trenza Pelirroja

¿Dónde está la izquierda?

Otras veces me he preguntado dónde está la izquierda, y hoy tengo la respuesta: por ahí, humillada, contando los míseros votos recogidos y buscando explicaciones al hecho de ser tan pocos. Lo que llegó a ser, en el pasado, una de las mayores esperanzas de la humanidad, capaz de movilizar voluntades simplemente apelando a lo que de mejor caracteriza la especie humana, y que creó, con el paso del tiempo, los cambios sociales y los errores propios, sus propias perversiones internas, cada día más lejos de las promesas primeras, asemejándose más y más a los adversarios y a los enemigos, como si esa fuese la única manera de hacerse aceptar, acabó cayendo en meras simulaciones, en las que conceptos de otras épocas fueron utilizados para justificar actos que esos mismos conceptos habían combatido. Al deslizarse progresivamente hacia el centro, movimiento proclamado por sus promotores como demostración de una genialidad táctica y de una modernidad imparable, la izquierda parece no haber comprendido que se estaba aproximando a la derecha. Si, pese a todo, fuera todavía capaz de aprender una lección, ésta que acaba de recibir viendo a la derecha pasarle por delante en toda Europa, tendrá que interrogarse acerca de las causas profundas del distanciamiento indiferente de sus fuentes naturales de influencia, los pobres, los necesitados, y también los soñadores, que siguen confiando en lo que resta de sus propuestas. No es posible votar a la izquierda si la izquierda ha dejado de existir.

Jose Saramago, en su blog. Vía Rosa JC

No es suficientemente español ni es suficientemente vasco

¿Cuál es ese defecto? O que no es suficientemente español o que no es suficientemente vasco

La derecha sea nacionalista de un tipo o de otro siempre será derecha y acabarán convergiendo en el mismo punto.

Grande el análisis de ayer de Iñaki Gabilondo:

Y la respuesta a la pregunta de Iñaki Gabilondo con la que comienzo este post sería:

Da igual, el problema es que Patxi López ni soy yo ni es de los mios.

¿Guantanamo en Extremadura?

El nivel de crispación esta cada vez llegando más al absoluto absurdo, y como no, desde Extremadura y algunos de los diputados de derecha (y esta si tiene el prefijo de extrema) se quiere superar lo imposible. Y aquí el señor diputado regional Martín Tamayo tiene mucho que aportar.
Este diputado en la pasada sesión plenaria nº 78 del día 22 de marzo de 2007 afirmó refiriéndose al Guillermo Fernández Vara, candidato a la Junta de Extremadura:

Desde luego, señor Vara, usted como mejor está es callado, de cara a la pared y con la cabeza metida en una bolsa de plástico. ¿No hubo ánimo de ofender a nadie, señor Vara? ¿Pero usted se ha leído el prólogo? ¿Se ha leído usted el prólogo?

Pinchen el vídeo y escuchen a este gran orador del PP extremeño. Además quien quiera leerse la sesión completa que se pase por aquí.

Pero esta no es la unica gran frasecita grandilocuente de este personaje que tenemos que soportar los extremeños. Hace algun tiempo definio la Memoria Historica como “eso de los muchachos que buscan huesecitos por las cunetas de Extremadura”

Gracias Edu por la ayuda.

Vídeo: www.alasombradeltomate.es