Archivo de la etiqueta: gasoil mal estado

¿Te han vendido gasoil adulterado?

No es del tema que normalmente vengo hablando en el blog de San Tiago, pero hoy con su permiso voy a hacer un post denuncia-aviso para posibles afectados:

Y es que en lo que va de semana, ya han sido dos los coches que he tenido que llevar al taller a causa, supuestamente , de gasoil en mal estado.

He estado en la Renault (los cuales se han portado conmigo y el resto de afectados estupendamente) de Badajoz y eran varios los vehículos con el mismo problema. Me consta que no sólo los había en la Renault, sino que también había varios en el concesionario de al lado, la Ford.

Parece ser que distintas gasolineras de Badajoz están vendiendo diésel en supuesto mal estado que produce averías en TODO el sistema de inyección de los vehículos. En mi caso, me ha pasado con un Renault Clio y con un Renault Megane.

En el taller me han comentado que ellos sospechan que se debe a combustible en mal estado, el cual produce daños en todo el circuito que recorre el gasoil desde el depósito a los inyectores. Al purgar los depósitos se ven abundantes posos metálicos (se comprueba con un imán) que es el resultado del desgaste que ha producido el gasoil en el circuito de inyección.

En mi caso me ha sucedido en dos gasolineras en Badajoz ciudad y cercanías . Otras personas que estaban en ese momento en el taller, habían repostado en otras gasolineras, también en Badajoz.

Seguramente seamos varios los afectados y varias las gasolineras que están vendiendo este producto. Ya sabéis eso de que la unión hace la fuerza, sobre todo si hay que reclamar daños y perjuicios, en mi caso (4.000 euros el Megane y 1.800 va por ahora el Clio).

Dónde puedo denunciar los casos de adulteración?
Si bien la Secretaría de Energía se encarga de los controles, la denuncia de particulares debe hacerse en la Secretaría de Defensa del Consumidor.

Si el combustible adulterado causó un daño serio en el motor del vehículo, “cabe la posibilidad de iniciar acciones legales por daños y perjuicios, dentro de los cuales puede reclamarse el daño emergente (por el daño producido a la cosa) y el lucro cesante, (por el tiempo que el damnificado estuvo sin poder usar el vehículo para trabajar o trasladarse)”, expresó el abogado especialista en derecho civil, Esteban Otero.

Sigue leyendo