Archivo de la etiqueta: Sabino Arana

Oración al Sagrado Corazón de JuanJo

Acto de Constrición

Señor mío Juan José, hombre y Lendakari verdadero,
Lider, Presidente e Independizador mío;
por ser Tú quien eres,
Bondad infinita, y porque te amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón no haberte votado;
también me pesa porque los socialistas
puedan castigarme con las penas del infierno español.
Ayudado de tu divina Gracia,
propongo firmemente nunca más votarles, adorarte
y cumplir la penitencia que me fuese impuesta

Oración Final:

¡Oh Sabino!, protector de cuantos en Ti confían,
sin cuyo poder nada hay vasco, nada hay santo;
aumenta en nosotros tus misericordias,
para que, siendo Tú quien nos dirijas
y nos guíes de tal manera pasemos por las cosas temporales,
que no perdamos las eternas.
Te lo pedimos por el Corazón de tu Santísimo Hijo JuanJo.
Amén.

Si el pasado 1 de Marzo cometistes el pecado mortal de no votar a Juan Jose Ibarretxe como Lendakari y lider absoluto condenastes tu alma, aunque aún puedes intentar salvar tu alma, pero está difícil, alabando a su persona y rezando durante cuarenta días media hora comenzando y acabando tus oraciones con los anteriores rezos.

La imagen es de Caduca Hoy, los humoristas que han querido ser empurados por calumnias al ciudadano Juan  Carlos de Borbón al hacer una viñeta de este pertubado por el alcohol y acompañado de un oso que se llamaba Microfán

¿Eh uhté de Gévora?

Poh no que me llega ehto al imeil: http://igenea.com/index.php?c=44 preguntándome si soy vahco… y ma dejao preocupao, la verdá. Bueno, preocupao no eh la palabra, mah bien intrigao.

Intrigao poque alomejón soy hahta vahco, recio y de barbilla marcá, de complesión fuerte y buen aguante pal vino ya lo era, alomejón eh por eso y yo sin sabelo.

Ya sé que la curiosidá mató al gato, pero no mepodío resistí, asín que he largao un lapo, lo he metío en un sobre con loh 185 leuroh (que creo yo que lo mihmo me cohtaba buhcá mih raíceh en un fin de semana en Bilbao o en Portugalete, pero bueno ehtá) y ara ehtoy mirando al buzón fijamente.
Sigue leyendo